0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
jueves, 17 de mayo de 2012

Siete dones del Espiritu Santo y su significado; sus doce frutos y regalos

jueves, mayo 17, 2012

La Santísima Trinidad está formada por tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que es la Tercera Persona

Jesús usa el nombre de Paráclito para referirse al Espíritu Santo, término que significa abogado, consolador, defensor.

El Espíritu Santo está en todas partes, aunque especialmente en la Iglesia y en el alma de todas las personas que estén en amistad con Dios, es decir todas aquellas que lo amen y que estén sin pecado mortal. Si tenemos pecado venial, el Espíritu Santo sigue estando con nosotros, porque la amistad con Dios se mantiene, pero cuando estamos manchados con el pecado mortal el Espíritu Santo se aleja rápidamente de nosotros.

Al estar siempre junto a nosotros nos ayuda a vivir en plena gracia de Dios, iluminándonos, fortaleciéndonos, consolándonos y, como si fuera poco, regalándonos siete dones.

Los siete dones del Espíritu Santo son los siguientes:

  • Sabiduría: es el desprecio por todo lo que es pecaminoso o meramente materialista y el amor hacia todo lo espiritual y lo referente a Dios.

  • Entendimiento: es la gracia de poder comprender lo que Dios nos enseña por medio de su palabra en la Santa Biblia, en los libros de religión y en la predicación.

  • Consejo: es el favor que nos hace Dios por medio del cual cuando debemos escoger sabemos elegir lo que más nos conviene para su gloria y para bien de nuestra alma y de los demás.

  • Ciencia: es la cualidad que Dios nos otorga para saber distinguir entre lo falso y lo verdadero valorando los bienes de la tierra según el valor que tengan delante de Dios.

  • Fortaleza: es la fuerza especial otorgada por el Espíritu Santo para obrar con valor lo que Dios quiere que hagamos y poder sufrir con paciencia las contrariedades de la vida.

  • Piedad: es el cariño y el deseo de obedecer y honrar a Dios, y un afecto filial hacia Él que nos hace amarlo como el más bondadoso de los padres.

  • Temor de Dios: es el temor cariñoso a ofenderlo porque sabemos que no dejará un solo pecado sin castigo y porque es muy bondadoso y generoso con nosotros. Es un temor que nace del amor que hace que no querramos disgustar a Dios porque lo amamos.

San Pablo en Gálatas (5,22) hace referencia a los regalos del Espíritu Santo. Éstos son los siguientes:

  • amor

  • alegría

  • paz

  • paciencia

  • amabilidad

  • bondad

  • fidelidad

  • humildad

  • dominio de sí mismo

Finalmente, el Espíritu Santo le entrega a todos sus devotos doce actos de virtud que se conocen como los doce frutos del Espíritu Santo:

  • caridad

  • paz

  • generosidad

  • amabilidad

  • fe

  • dominio de sí mismo

  • alegría

  • paciencia

  • bondad

  • mansedumbre

  • humildad

  • castidad
0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba