0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
viernes, 18 de marzo de 2016

Diferencia entre adorar y venerar: Por que debemos venerar imagenes catolicas?

viernes, marzo 18, 2016

Los católicos veneramos las imágenes porque nos ayudan a acordarnos de Jesucristo, de la Virgen María, y de los santos, es decir, no estamos dando culto al yeso, a la madera, al metal o al cartón, sino a la persona allí representada que nos ayuda desde el cielo.

Es lo mismo que sucede cuando le damos un beso a la foto de alguien muy querido: no estamos besando al papel ni adoramos esa foto, simplemente es un acto de cariño que le queremos dar a la persona ausente que vemos en esa imagen.

La Biblia dice "No fabricarás imágenes ni les darás culto" y esto quiere decir que no podemos creer que una imagen es un Dios y que esa imagen nos va a conceder favores. O sea, no se pueden hacer imágenes para adorarlas como si fueran dioses, y eso es lo que hacemos, no las adoramos, simplemente les damos honor como representación de los protectores que tenemos en el cielo.

No está mal usar una cruz con devoción, pero si por ejemplo llevar una cruz magnética de gran poder para tener suerte, ya que eso es pecado de idolatría, porque estás creyendo que un objeto de metal te va a conceder un milagro.

La veneración es la forma de honor o de culto relativo dado, ya sea a las reliquias, o a las imágenes de Cristo, de la Virgen o de los Santos.

El Concilio de Trento ha formulado y justificado la veneración de las imágenes de las reliquias que los adeptos de la Iglesia reformada miraban como supersticiosa, pues es bien evidente que esta clase de honor no significa de ningún modo que imágenes o reliquias poseen un poder en ellas mismas, sino que la reverencia que le manifestamos se dirige a Cristo y a los santos que ellas representan o evocan.

En conclusión: Se debe tener cuidado, por lo que se refiere a las imágenes de los santos, las reliquias, etcétera, para no ceder en una superstición que podría contaminar el culto: ciertas personas creen que tocando o besando los pies de la estatua de algún Santo o de la Virgen o de Jesús, serán atendidos en sus ruegos, o que llevando una determinada medalla como amuleto será protegido o preservado de accidentes.

Las medallas, estatuas o cualquier tipo de imágenes no deben ser adoradas, simplemente sirven al hombre como un recuerdo o una representación, del mismo modo que la foto de un ser querido nos es útil para tenerlo presente, pero obviamente esa foto, al igual que las estatuas y medallas, no es el ser querido, es simplemente un papel que nos sirve para recordarlo.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba