0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
domingo, 12 de agosto de 2012

Siete dolores de Maria Santisima

domingo, agosto 12, 2012

Quien sufre sabe después comprender a aquellos que tienen sufrimientos, ya que cada dolor ofrecido por amor a Dios tiene un gran premio en el cielo.

Por eso María puede comprender todos nuestros dolores y sufrir con nosotros.

La Iglesia católica venera los siguientes Siete Dolores de la Virgen:

  1. El nacimiento de Jesús en un pesebre: María no pudo ver nacer a su hijo ni siquiera en una humilde camita

  2. La presentación en el templo: cuando se cumplieron los 40 días de haber nacido, María presentó al niño Jesús en el templo, pero el profeta Simeón lo tomó en sus brazos y dijo: "Éste está puesto para caída y elevación de muchos en Israel y para ser señal de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón" (Lucas 2, 34-35). Desde entonces María supo que Jesús iba a ser perseguido y que por lo tanto ella iba a padecer grandes penas a causa de su hijo.

  3. La huida a Egipto: Herodes mandó a sus soldados que mataran a todos los niños menores de dos años, pero un ángel anunció a José que debían huir, por lo tanto huyeron rápidamente a Egipto realizando un viaje extremadamente dificultoso .

  4. La pérdida de Jesús en el templo: cuando Jesús tenía 12 años desapareció de al lado de sus padres por tres días. María lo buscó angustiada, con mucho dolor, hasta que por fin lo encontró en el templo.

  5. María se encuentra con Jesús camino al Calvario: el Viernes Santo la Virgen escucha la sentencia del injusto juicio de Pilato. Ella espera a Jesús por donde va a pasar el cortejo hacia el Calvario, y según cuenta la tradición, de pena de ver a su hijo bañado en sangre se desmayó.

  6. Jesús muere en la cruz: ver morir a su hijo de una muerte cruel, injusta e inhumana como la que le dieron a Jesús fue un tormento terrible para María. El Evangelio dice que María estaba de pie, por lo tanto podríamos decir que en el Calvario había en ese momento dos altares: la cruz donde Jesús se ofrecía por nuestros pecados y el corazón de la Virgen donde ella misma ofrecía a su Hijo para borrar con su sangre todas las manchas de la tierra.

  7. Jesús bajado de la cruz y colocado en los brazos de su Madre: María no tenía ni con qué comprarle una sepultura, por lo tanto tuvieron que prestarle un sepulcro. Solamente siete personas asistieron a la sepultura de Jesús: su madre, el político José de Arimatea, el obrero Nicodemo, el apóstol Juan, María Magdalena, María Salomé y María de Cleofás.
0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba