0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
viernes, 21 de junio de 2013

Apostoles catolicos: Las cuatro misiones del colegio apostolico, tareas, privilegios

viernes, junio 21, 2013

La palabra apóstol procede del griego y significa enviado.

Si bien en el Nuevo Testamento y en el lenguaje eclesiástico la palabra apóstol sirve para designar a los doce enviados especiales de Jesús, también se llama así a todos los predicadores del Evangelio, especialmente a los peregrinantes.

Es necesaria ante todo la elección divina para poder ser un apóstol. Vemos a Jesús desde el principio de su vida pública acompañado de los discípulos escogidos que le escuchan y acompañan.

Después de la resurrección Jesús aún precisa más apóstoles y los envía como su Padre le ha enviado y les concede el poder de perdonar y retener los pecados. De esta forma se funda la Iglesia y la misión apostólica empieza, donde Jesús es el enviado de Dios, la misión de los apóstoles es divina, y por lo tanto divina es la Iglesia.

Los apóstoles forman un cuerpo moral y no son sólo doce, sino que son el colegio apostólico dentro del cual ellos se fijan las distintas tareas entre las cuatro misiones a cumplir: enseñar, gobernar, santificar y fundar la sociedad religiosa deseada por Jesús.

  • Misión de enseñar: los apóstoles aparecen como los ministros de la palabra y la predicación está en la esencia misma del apostolado. Ellos enseñan como enviados de Jesús, acreditados por él y predicando en su nombre.

  • Misión de gobernar: Jesús encargó a los apóstoles el gobierno de los fieles que convirtieran dándoles autoridad en la sociedad que su predicación fundara. Jesús fundó una religión bajo una forma social y ha hecho de su iglesia una sociedad. El poder de las llaves que le prometió a San Pedro es un poder de jurisdicción.

  • Misión de santificar: con el poder de jurisdicción, los apóstoles han recibido de Jesús el poder del orden o poder de santificar, administrando los sacramentos, es decir, bautizando, consagrando y ordenando.

  • Misión de fundar la Iglesia: los apóstoles son los vicarios y continuadores de Cristo para poner los fundamentos de la Iglesia, de la cual Jesús es la piedra angular y de la cual Él ha trazado el plan. Los apóstoles cumplían realmente una misión divina enviados por el Hijo por amor del Padre.


Los apóstoles tienen prerrogativas que llamamos apostólicas para distinguirlas de las episcopales, que trasmitieron a los obispos que ordenaron.

Su primer privilegio es la confirmación en la gracia. Prácticamente se reconoce que los apóstoles después de Pentecostés no podían cometer pecados mortales.

Los otros privilegios son más bien en favor de la Iglesia:

  1. la infalibilidad personal

  2. el colegio de obispos es infalible, pues constituye el magisterio infalible de la Iglesia, pero cada obispo por separado deja de serlo

  3. si el Papa es infalible no lo es precisamente como obispo, sino como suprema autoridad docente en una sociedad infalible.

El segundo privilegio en favor de la Iglesia es la jurisdicción universal y los plenos poderes.

Los apóstoles eran además al mismo tiempo profetas pues estaban en contacto directo con Dios y hablaban en su lugar. Las comunicaciones divinas que ellos recibieron directamente sólo terminaron con la muerte del último de los apóstoles, y desde entonces el libro de las revelaciones de Dios a su iglesia está sellado. Instruidos por el Espíritu Santo no podemos suponer que Dios hiciera con ellos una obra imperfecta ni que les concediera menos a aquellos a los cuales sus funciones exigían más que a otros.

Los Doce apóstoles son los Discipulos de Jesus que son constituidos como grupo y llamados gratuita y libremente por Jesús. Comparten la misión de expulsar a Satanás con el poder del Espíritu Santo y sirven como modelo a los discípulos mostrando lo que deben hacer y lo que deben evitar.
0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba