0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
lunes, 18 de julio de 2016

Buena fe teologica: Diferencia buena fe juridica

lunes, julio 18, 2016

009.jpg

La buena fe es la sinceridad que se observa cuando a pesar de uno mismo, no se cumple una promesa o una palabra. Así el deudor que había realmente olvidado de pagar su deuda es un deudor de buena fe.

La excusa de la buena fe es tanto más válida si el autor de la omisión o de la falta manifiesta de ordinario una conciencia más atenta y más escrupulosa.

Por otra parte, la ignorancia puede ser alegada por los católicos poco instruidos. Y es un principio generalmente inadmisible para los que, debido a su cargo, tienen que dar a conocer las leyes eclesiásticas.

La buena fe teológica no difiere mucho de esta buena fe jurídica que se manifiesta de dos maneras:

  1. cuando se omite la práctica de una obligación moral ya sea por olvido o por ignorancia
  2. cuando se comete una falta sin consentir en ella

En teología una persona poseedora de buena fe sería aquella que puede realizar un pecado grave, pero sinceramente, sin la conciencia del pecado mortal ni del mal que ha hecho. Es una persona que ignora completamente si lo que está haciendo esta bien o mal, es más, puede creer que está haciendo algo muy bueno.

En cambio, una persona de mala fe sabe perfectamente que lo que está haciendo está mal, y no le importa ni le preocupa su prójimo ni el dolor que le está haciendo sentir a Dios.

De todas formas, la buena fe teológica no difiere demasiado de la buena fe jurídica que consiste en un pensamiento honrado, convencido de la veracidad y exactitud del hecho. Es una persona de conducta recta y siempre honesta.

La buena fe puede ser subjetiva, que tiene que ver con la creencia de que lo que hace es correcto, sea así o no. Y también puede ser objetiva, donde se analiza el comportamiento o la conducta que tuvo en la persona.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba