0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
viernes, 10 de enero de 2014

Canon biblico catolico, Sagradas Escrituras

viernes, enero 10, 2014

Cuando la palabra griega canon se aplica a las Sagradas Escrituras, no se la utiliza en su significado de regla como en el canon de la misa, sino que en este caso se la emplea en su acepción de lista o catálogo.

El canon de las Escrituras es la lista establecida por la Iglesia de los libros que contienen la regla de la verdad inspirada por Dios. Si los libros son canónicos es únicamente porque se han puesto en el canon. Y no sólo son los libros que figuran en el mismo los que dan la regla, sino que es la regla la que ha permitido incluirlos en el canon.

Por lo tanto el canon de las Sagradas Escrituras es el número determinado de los libros que fueron compuestos bajo la inspiración de Dios y que son destinados para el provecho de la Santa Iglesia.

El canon bíblico se divide en dos partes: el canon del Antiguo testamento y el canon del Nuevo testamento. Con respecto al Antiguo testamento hay dos cánones, uno es llamado menor o incompleto y es el que llegó de los judíos palestinos. El segundo, el utilizado en la actualidad por la Iglesia Católica, es llamado mayor o completo y es el que nos llegó de los judíos alejandrinos.

Sólo la autoridad pública, infalible y universal de la Iglesia puede inscribir un libro en el canon. Los judíos también catalogaron los Libros Santos, si bien ellos no empleaban la palabra canon.

La gran utilidad del canon en el curso de los siglos ha constituido en eliminar los escritos apócrifos o de origen dudoso, y en el transcurso de los años la Iglesia no ha cesado de trabajar en la clasificación y definición de los libros de la Biblia y también de los escritos apostólicos.

El Papa León XIII en el año 1893 afirmó que todos los libros sagrados o canónicos recibidos por la Iglesia estaban inspirados por Dios.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba