0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
jueves, 21 de agosto de 2014

Comunion en la fe, comunion espiritual catolica: Como comulgar

jueves, agosto 21, 2014

La comunión en la fe es la armonía, el acuerdo de todos los fieles frente a las verdades definidas por la Iglesia. Es la unidad en el partido de Dios.

Supone para todos y cada uno de nosotros una adhesión sin restricciones, tanto interior como exterior, además de visible, una decisión que debe ser sincera.

El deseo de vencer la ignorancia puede suplir la falta de conocimientos suficientes de las verdades católicas. Es la fe explícita la que San Pablo declara indispensable para la salvación: "Sin la fe es imposible agradar a Dios, ya que es necesario que el que se acerca a Dios crea que existe, y que es el remunerador de los que le buscan".

La adhesión de la enseñanza infalible de la Iglesia debe sin excepción abarcar toda la revelación cristiana predicada por los apóstoles o por sus sucesores, los Padres de la Iglesia y los papas en sus definiciones ex cathedra.

Pío XII nos recuerda que la comunión forma parte integrante de la misa; se inserta normalmente en el santo sacrificio. Es comulgando en la misa cuando los fieles participan plenamente del sacrificio, y se debe, todas las veces que un motivo razonable no se opone, realizar todo lo que manifiesta más claramente en el altar la unidad viviente del Cuerpo místico.

Para comulgar hay que estar en estado de gracia y tener una intención recta, es decir, no comulgar porque es costumbre o por vanidad o por motivos humanos. Aunque la confesión de los pecados veniales no es necesaria antes de cada comunión, la costumbre de la comunión frecuente aconseja una confesión relativamente más frecuente, muy importante para formar una verdadera pureza de conciencia.

El que comete con frecuencia pecados mortales puede comulgar con tal que se confiese antes y que utilice la comunión para librarse de sus malas costumbres. Cualquiera que sea consciente de un pecado mortal está obligado confesarse antes de comulgar. En caso de duda, la confesión es oportuna cada vez que se puede encontrar un sacerdote. De todas maneras, la obligación de confesarse lo más pronto posible subsiste.

La comunión espiritual consiste en un vivo deseo de recibir a Nuestro Señor presente en la Eucaristía sin recibirlo realmente. El acto de fe a la Presencia real, al recuerdo de las gracias espirituales que Nuestro Señor nos ha adquirido por su Pasión y el acto de caridad constituye la comunión espiritual, que puede hacerse en cualquier momento del día.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba