0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
miércoles, 7 de enero de 2015

Devocion al Corazon de Maria: Diferencia con el Sagrado Corazon de Jesus

miércoles, enero 07, 2015

La devoción al Corazón de María es en cierto modo una devoción paralela a la que se da al Corazón de Jesús.

El Corazón de María se ofrece a la veneración de los fieles porque se estremeció sensiblemente en el Señor según el lenguaje del Magnificat.

Es el homenaje más delicado a la maternidad divina. Es, pues, como su consecuencia, ya que, por llevar a Jesús en sus entrañas, María sintió latir su corazón al unísono del corazón de Dios.

Aunque esta devoción se practicara antes del siglo XVI en la iglesia en forma privada, es San Juan Eudes, en 1647, el iniciador de la devoción pública al Corazón de María, como lo era el del culto público al Corazón de Jesús.

El 21 de julio de 1855, bajo el pontificado de Pío IX, el culto público al Corazón de María era definitiva y solemnemente aprobado. Desde entonces, una misa y un oficio especial le están dedicados.

En el año 1925 la Virgen apareció en Fátima y le prometió a su vidente, Lucía Martos, que iba a asistir a la hora de la muerte con toda las gracias que son necesarias para la salvación eterna, a aquellas personas que durante cinco meses consecutivos, en cada primer sábado, se confesaran, recibieran la Sagrada Comunión y rezaran con intención de reparar su corazón, una tercera parte del Rosario. Y además anunció que Nuestro Señor deseaba que en el mundo se estableciera la devoción al Corazón Inmaculado de María

La devoción al Corazón de María difiere del culto al Sagrado Corazón de Jesús en el sentido de que no puede ser en sí mismo un fin absoluto. Su papel es dirigir, en calidad de auxiliar, el alma devota hacia el fin absoluto, el amor de Dios.

Fortifica la eficacia de nuestras oraciones aumentando nuestra confianza, la cual no puede menos que inspirar la bondad maternal de la Virgen.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba