0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
jueves, 21 de abril de 2016

Sentimiento de culpabilidad catolica, arrepentimiento

jueves, abril 21, 2016

Antes de hablar sobre el sentimiento de culpabilidad en la religión católica es importante establecer una distinción entre éste y la falta moral en sí.

Para algunas personas, lamentablemente, todo es pecado, y para otros todo es enfermedad. Por lo tanto se debería matizar un poco más y decir que en ciertos casos hay falta de moral, y en otros, sentimiento de culpabilidad morboso y equivocado, vestigio de las prohibiciones infantiles.

Para que haya falta es indispensable que exista una conciencia clara de nuestros actos. La morbosidad es a menudo inconsciente e impide que tomemos decisiones. Se impone a nuestra voluntad.

Lo cierto es que, sosegando el sentimiento de culpabilidad, el sentido moral le sale ganando, como se demuestra en el curso de un tratamiento analítico. En cambio, la acusación injusta ocasiona un mal moral.

El sentimiento de culpa es algo muy importante y necesario para no apartarnos del buen camino, ya que sentir culpabilidad por algo que hemos hecho mal es tener como un aviso, del mismo modo que lo es el dolor físico cuando nos avisa de que algo en nuestro cuerpo no anda bien. Por lo tanto, de esto podemos deducir, que es natural y bueno sentir culpabilidad por lo que hacemos mal.

El acto de contrición no es un sentimiento de pena, de vergüenza o de angustia. es una actitud de toda persona pecadora. Es arrepentimiento, dolor, pena ante el pecado cometido por la misma ofensa hecha a Dios.

Se ha dicho que el psicoanálisis suprime la noción del pecado original. El pecado original, que impregna toda la naturaleza humana y pública y, por cuya causa este se ve inclinado al mal, tiene dos consecuencias: el pecado actual y la enfermedad.

Lo que importa es saber distinguir dónde empieza la falta moral y donde la enfermedad, ante la cual la consecuencia humana es impotente, ya que su mecanismo es ajeno al propio individuo.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba