0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
domingo, 7 de agosto de 2016

Que es el Decalogo que Dios dio a Moises?; Clasificacion de San Agustin

domingo, agosto 07, 2016

Mandamientos.jpg

En el Pentateuco se habla de las diez palabras de Yahveh. Dios mismo promulgó estos preceptos en el monte Sinaí. Lo hizo en alta voz, en medio del fuego y nubes, sin añadir palabra alguna en este día solemne.

Dios las escribió después sobre dos tablas de piedra que dio a Moisés durante su estancia de cuarenta días y cuarenta noches en la montaña.

Moisés las tenía en sus manos cuando vio a los israelitas que adoraban al becerro de oro, y las rompió al pie de la montaña. Cuando Dios a petición de Moisés, consintió en renovar la alianza violada, ordenó a Moisés tomar dos tablas semejantes a las primeras para escribir en ellas las diez palabras de la alianza.

Moisés las escribió y las trajo bajando de la montaña; estaban destinadas a ser colocadas en el Arca de la Alianza. Estas diez prescripciones morales expresan las voluntades divinas en forma de mensajes directos de Dios a Israel.

Por lo que se refiere a los diez mandamientos, la tradición cristiana se divide en dos períodos, antes y después de San Agustín:

Antes de San Agustín: la enseñanza de estos diez mandamientos no ocupaba lugar especial en la preparación de los catecúmenos, sólo se encuentran algunas alusiones a una clasificación de los mandamientos.

Con San Agustín: contrariamente a lo sucedido antes, el Decálogo adquieren importancia considerable en la enseñanza. Procede una clasificación atribuyendo al amor para con Dios los tres primeros mandamientos. La clasificación Agustiniana fue casi unánimemente admitida después de él.

La Iglesia Católica aunque no haya definido nada en esta materia, usa siempre esta clasificación, como indican los catecismos aprobados por la Iglesia y especialmente el catecismo del Concilio de Trento.

  • Clasificación de San Agustín:

Adoración del verdadero y único Dios.

Prohibido tomar en vano el nombre del Señor.

Observación del sábado.

Respeto debido a los padres.

Prohibición de homicidio.

Prohibición del adulterio.

Prohibición del robo.

Prohibido los falsos testimonios.

Prohibido desear la mujer del prójimo.

Prohibido desear los bienes ajenos.

  • Pero fue en el siglo XV donde se tomó por costumbre expresar los diez mandamientos en fórmulas fáciles:

No tendrás otro Dios más que a mí. (en la actuaklidad es Amarás a Dios sobre todas las cosas)

No tomarás el nombre de Dios en vano.

Santificarás las fiestas.

Honrarás padre y madre.

No matarás.

No cometerás acciones impuras.

No hurtarás.

No levantarás falsos testimonios ni mentiras.

No desearás la mujer de tu prójimo. (en la actuaklidad es No consentir pensamientos ni deseos impuros)

No codiciarás los bienes ajenos.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba