0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
sábado, 21 de abril de 2012

Confesion de los pecados con un sacerdote: Beneficios y efectos de la confesion catolica

sábado, abril 21, 2012

La confesión sacramental bien hecha, o sea, sincera humilde y dolorosa de las propias debilidades es la mejor medicina para los males y enfermedades del espíritu.

Jesús nos espera en este sacramento del amor misericordioso para lavar nuestras almas con su Preciosísima Sangre, para fortalecerlas con este baño saludable, robustecerlas y prevenirlas contra los ataques futuros de la tentación y del mal.

Por eso siempre y cuando nos acerquemos a este sacramento con corazón contrito y humillado, saldremos más renovados santificados y fortalecidos

Cuando vas a confesarte es muy importante que antes hagas un buen exámen de conciencia para procurar no olvidarte de ningún pecado así cuando el sacerdote te da la absolución sentirás realmente una paz y una emoción que no se pueden comparar con nada: Jesús te ha perdonado!

Si te es difícil hablar de tus cosas más íntimas con un sacerdote, siempre debes recordar que si bien es un hombre al que se lo estás contando, en realidad se lo estás diciendo al mismo Jesús.

El sacerdote es un ser humano y por lo tanto también comete errores en su vida, pero esto no te debe importar, ya que él tiene el poder para perdonarte tus pecados en nombre de Jesús, no es el sacerdote el que te los perdona, es el mismo Jesús.

Por eso es necesario que te confieses con un sacerdote. En el momento en que el confesor te da la absolución se siente una paz y una alegría que no se consiguen de otro modo ni se comparan con nada. Y te lo digo por experiencia propia.

Los beneficios y efectos de la confesión son los siguientes:

  1. Devuelve la gracia santificante.

  2. Perdona pecados mortales, veniales y faltas.

  3. Perdona la pena eterna debida por los pecados graves.

  4. Perdona parte al menos de las penas temporales.

  5. Aumenta la gracia santificante en el alma, si no se había perdido.

  6. Devuelve los méritos que hasta entonces había conseguido el alma.

  7. Da la gracia sacramental (que debilita las pasiones y da derecho a recibir las ayudas de Dios cuando el alma lo necesite).

  8. Fortalece las virtudes teologales y morales.

  9. Concede gracias actuales.
0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba