0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
miércoles, 3 de octubre de 2012

Vocacion religiosa, vida consagrada a Dios: Clerical, laical, secular, sacerdotal

miércoles, octubre 03, 2012

RCR

Vocación clerical y laical:

Son los clérigos, o sea las personas llamadas al sacramento del orden, y las personas que viven su vocación como laicos.

En el clero se encuentran varios grados de ordenación: los diáconos que pueden ser transitorios, es decir cuando reciben el orden como un paso para su ordenación como sacerdotes haciendo votos o promesa de celibato, o permanentes que es cuando son ordenados para vivir su diaconado toda la vida siendo casados y compartiendo con su esposa de alguna forma su vocación.

Vocación sacerdotal:

El sacramento del orden sacerdotal les entrega un poder sagrado con respecto a los sacramentos, especialmente con la eucaristía. Los sacerdotes dedican su vida a evangelizar pudiéndolo hacer como clero diocesano o como religioso.

Los diocesanos son ordenados para el servicio de una diócesis particular sirviendo en sus parroquias. El día en que son ordenados eligen llevar una vida célibe, al servicio de la iglesia y hacen promesa de obediencia a su obispo.

Los religiosos hacen voto de pobreza, obediencia y castidad viviendo según el carisma y las reglas propias de la orden o congregación pudiendo llevar una vida apostólico contemplativa.

Consagración religiosa:

Existen congregaciones masculinas o femeninas: en las primeras puede haber sacerdotes y hermanos viviendo la mayoría en comunidad, aunque algunos para poder servir a alguna comunidad laica específica pueden tener permiso para vivir solos o compartiendo con miembros de otra congregación. Deben hacer votos de pobreza, castidad y obediencia con el fin de seguir a Jesús y dedicarse totalmente a su misión.

Las congregaciones pueden ser de vida activa o contemplativa: las primeras se dedican a apostolados diversos en la provincia a la que pertenecen o en misiones en países extranjeros pudiendo ser su ministerio en el interior de la iglesia como evangelistas y catequistas o en la sociedad atendiendo enfermos, pobres, presos, etc

En cambio las congregaciones de vida contemplativa meditan y viven la palabra de Dios con gran intensidad convirtiéndose en fuente de gracias para el resto de la iglesia.

Institutos seculares:

Son las comunidades de personas laicas comprometidas a vivir los consejos evangélicos realizando una profesión en el mundo. Algunos institutos aceptan solamente personas célibes, mientras que otros pueden aceptar matrimonios y familias. Se puede vivir en comunidad o independientemente.

Los miembros de estos institutos hacen promesas en cuanto a su estilo de vida y según las normas del Instituto.

Las personas que tienen esta vocación viven en un ambiente secular sirviendo a la Iglesia y/o la sociedad a través de diversos trabajos y profesiones, buscando la propia santificación y la de los demás transmitiendo el mensaje del Evangelio practicando la justicia social según la espiritualidad particular del instituto al que pertenecen.

Sacerdotes regulares o religiosos:

Son aquellas personas llamadas a vivir una consagración personal sin pertenecer a un instituto secular o una congregación, obedeciendo a su vocación de dedicarse en forma especial a Dios en el servicio al Reino.

Algunos hacen votos de pobreza, obediencia y celibato ante su obispo recibiendo el título de vírgenes consagrados. Pueden ofrecer su vida al apostolado tanto sea en la Iglesia como en la sociedad, o sino pueden dedicarse a la oración y a la vida contemplativa.

Otras personas deciden consagrar su vida entera el ministerio eclesial de una manera profesional haciendo estudios pastorales o académicos para capacitarse como ministros eclesiales laicos desarrollando su vocación al servicio del obispo. Pueden ser casados, manteniendo un sano equilibrio entre su familia y el ministerio, o solteros.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba