Mi nombre es Laura y soy católica apostólica romana.
En este sitio voy a ir compartiendo material de mi extensa biblioteca de libros de autores reconocidos y aprobados por la Iglesia Católica Apostólica Romana.
Los artículos, si bien están redactados por mí, están basados fielmente en los originales sin cambiar el significado ni omitiendo opinión alguna.
En este sitio vas a encontrar notas sobre doctrina, oraciones, catecismo, santos, biblia, diccionario, mariologia y mucho más. Espero que te sea útil.
ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Loading...
29 de junio de 2012

Las Bienaventuranzas, sermon de la montaña: Explicacion de cada una

29.6.12

El Sermón de la Montaña contiene las bienaventuranzas, que son las ocho fórmulas que Jesús enseñó para obtener la verdadera felicidad.

Se lo conoce como Las bienaventuranzas porque cada frase empieza por la palabra bienaventurados , donde Jesús resume toda su enseñanza, toda su ley de amor y nos muestra el fin al cual nos quiere conducir: la felicidad.

Lo podemos encontrar en el Evangelio de San Mateo en los capítulos 5, 6 y 7.

El significado de cada una de ocho las bienaventuranzas es el siguiente:

  1. Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos es el reino de los cielos: son los que no tienen amor extremo por los bienes de la tierra ni tienen como meta ser ricos, sino que al contrario, son los que ponen su esperanza totalmente en el poder de Dios y en su misericordia

  2. Bienaventurados los mansos porque ellos poseerán la tierra: son los que hacen todo lo posible por dominar su mal genio y su ira tratando a los demás con humildad, educación y amabilidad. Cuando Jesús dice que poseerán la tierra se refiere a que aquí serán muy bien aceptados por los demás por su amabilidad y buen carácter, y que luego de su muerte poseerán la tierra prometida que es el cielo

  3. Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados: son los que con paciencia sufren y soportan las contrariedades, las penas y las enfermedades, además de entristecerse profundamente por las ofensas que se le hacen a Dios.

  4. Bienaventurados los que tienen gran deseo de hacer lo que más agrada a Dios, porque su deseo será satisfecho: todos los que tienen hambre y sed de justicia son los que tienen el gran deseo de hacer lo que más agrada a Dios cumpliendo muy bien sus deberes y llegando a ser santos

  5. Bienaventurados los que son misericordiosos, porque ellos obtendrán también misericordia: son los que tienen compasión por los males del prójimo, los que procuran remediarlos del mejor modo posible y los que saben comprender las miserias y debilidades de los otros

  6. Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos verán a Dios: son los que hacen todo lo posible por vivir en gracia de Dios dominando sus pasiones y evitando todo lo que sea pecado u ofensa a Dios. Cuanto más puro se tenga el corazón, es decir cuántos menos pecados se tenga, más cercano se estará de Dios.

  7. Bienaventurados los que trabajan por obtener la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios: son los que viven en paz consigo mismos, con los demás y con Dios y se esfuerzan para que las personas logren vivir en paz entre ellas

  8. Bienaventurados los que padecen persecución por hacer lo que Dios manda, porque de ellos es el reino de los cielos: son los que sufren y son perseguidos por hacer lo que es justo para Dios y por cumplir bien con su deber.
Feed Rss de Religión Católica Romana