ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
11 de junio de 2012

Quinto mandamiento, significado: No mataras

11.6.12

yyy44.gifEl quinto mandamiento dice "No matarás".

Este mandamiento prohíbe hacer daño a la vida de los demás y a la propia, desear que a otros les vaya mal y hacer o decir cosas que ofendan al prójimo.

Quitar la vida a otro o quitársela a si mismo es pecado porque la vida es de Dios y sólo Él puede quitarla, nadie más.

Es un error creer que si uno se suicida se acaban las penas, ya que realizando este acto lo que en realidad comienza es un mal peor que es el castigo en la eternidad.

Los principales pecados contra este mandamiento son el aborto, el duelo, el homicidio, el suicidio, los golpes culpables, los insultos, las peleas, el odio, la ira, los deseos de venganza, las heridas, la embriaguez, las drogas alucinógenas (consumirlas, producirlas y/o distribuirlas), el no cuidar la salud, fumar demasiado, maldecir a otros, el mal ejemplo, el secuestro, el terrorismo, el exceso de velocidad que pone en peligro la propia vida y la de los otros, la eutanasia, el escándalo, etc.

Las drogas, el cigarrillo excesivo y la embriaguez también van en contra del quinto mandamiento porque hacen daño a la salud del cuerpo y esclavizan a la persona ya que forman costumbre.

El escándalo es hacer o decir algo malo que da ocasión a otros para caer en pecado, por ejemplo: usar un vocabulario grosero, enseñar a robar, cometer pecados graves, prestar o regalar material pornográfíco, enseñar a otros vicios y malas costumbres por medio del mal ejemplo, demostrar en público que no se tiene fe, etc.

Con respecto a la legítima defensa, es legítimo hacer respetar el propio derecho a la vida.

El que defiende su vida no es culpable de homicidio, incluso cuando se ve obligado a asestar a su agresor un golpe mortal.

La legítima defensa puede ser no solamente un derecho, sino un deber grave, para el que es responsable de la vida de otro.

Feed Rss de Religión Católica Romana
 
Ir Arriba