Mi nombre es Laura y soy católica apostólica romana.
En este sitio voy a ir compartiendo material de mi extensa biblioteca de libros de autores reconocidos y aprobados por la Iglesia Católica Apostólica Romana.
Los artículos, si bien están redactados por mí, están basados fielmente en los originales sin cambiar el significado ni omitiendo opinión alguna.
En este sitio vas a encontrar notas sobre doctrina, oraciones, catecismo, santos, biblia, diccionario, mariologia y mucho más. Espero que te sea útil.
ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Loading...
13 de julio de 2012

Uncion de los enfermos: Sacramento, efectos, significado

13.7.12

Jesucristo instituyó la unción de los enfermos para aumentar la gracia y la amistad con Dios, perdonar los pecados y castigos que por ellos merecía, darle fortaleza y paciencia al enfermo para soportar sus dolores, y si conviene para la salud de su alma, devolverle la salud del cuerpo.

Sabemos que Jesús fue el que instituyó la unción de los enfermos ya que en Santiago 5.14 leemos: "Si alguno está enfermo que llame a los presbíteros de la Iglesia que oren por él y lo unjan con aceite santo en el Nombre del Señor".

Deben recibir la unción de los enfermos todos los enfermos que tengan cierta gravedad, estén en peligro de muerte y los ancianos que presentan ciertos peligros de muerte próxima.

Es ideal llevar un sacerdote al enfermo cuando éste está consciente y en su sano juicio como para comprender bien el sacramento que recibe, y no esperar a que ya esté próximo a morir o inconsciente.

Para recibir dignamente este sacramento hay que estar en gracia de Dios. En su defecto debe confesarse o hacer un acto de contrición perfecta.

Si un enfermo que ya recibió la unción recupera la salud puede volver a recibirla otra vez, y en el curso de una misma enfermedad se puede repetir la unción si su mal se agrava. También es bueno recibir la unción de los enfermos antes de una operación importante.

Feed Rss de Religión Católica Romana