0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
jueves, 25 de abril de 2013

San Antonio Abad: Biografia breve

jueves, abril 25, 2013

San Antonio Abad es un célebre anacoreta del desierto de Tebaida en el Alto Egipcio, padre del monaquismo, que resistió numerosas tentaciones que la leyenda ha popularizado.

Su festividad es el 17 enero

Nació en el año 251 en Corna, un pueblo de Egipto. Su padre era un labrador acomodado que murió cuando Antonio tenía 20 años.

Un domingo por la mañana en la pequeña iglesia del pueblo el celebrante lee el texto del Evangelio de San Mateo que dice "si quieres ser perfecto, ve, vende cuanto tienes, dalo a los pobres y tendrás un tesoro en el cielo, y ven y sígueme". Cuando Antonio oye estas palabras sale del templo, vende sus tierras, distribuye el dinero entre los pobres y se retira al desierto siguiendo el consejo de un ermitaño.

Su morada en una tumba egipcia donde cada vez que se entregaba a los rezos una algazara de voces sepulcrales ahogaba sus invocaciones. En el desierto le asalta la tentación del recuerdo de las riquezas perdidas, luego tuvo la tentación de la visión de una mujer y finalmente un monstruo negro, pero él lo resiste todo con ayuda de la oración.

Luego el ermitaño se refugia en las minas del monte Pispir, donde permanece por espacio de 25 años, y al extenderse el rumor de que había salido triunfante ante las tentaciones del demonio, grandes multitudes acuden para verle.

En el año 311 se entera que el emperador persigue a los cristianos de Alejandría, entonces Antonio va a visitar a los cristianos encarcelados diciéndoles que permanezcan firmes en la fe ya que la victoria estaba con ellos. Las persecuciones cesaron y entonces Antonio reemprende su vida solitaria.

Tiempo más tarde el emperador Constantino, al que llega su fama, le mandó un mensajero con una carta en la que le pide al santo un consejo acerca del modo de vivir y reinar según el verdadero espíritu cristiano. Antonio que no sabe leer ni escribir, dicta esta respuesta: "Practica la humildad y el desprecio del mundo. Acuérdate de que el día del juicio tendrás que rendir cuentas de tus actos".

San Antonio Abad murió el 17 enero del año 356 a la edad de 105 años. Su vida, referida por San Atanasio, ha sido como el evangelio del monaquismo y ha puesto de relieve la importancia de la soledad, de la oración, de la penitencia y del trabajo manual en su aspecto espiritual.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba