0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
viernes, 6 de septiembre de 2013

Biblia catolica: Quien la escribio, libros

viernes, septiembre 06, 2013

En el año 1943 el papa Pío XII escribió "Por el impulso del Espíritu Santo los escritores sagrados compusieron los libros que Dios, en su paternal bondad, ha querido dar al género humano".

Estos libros inspirados a los profetas y a los evangelistas, cuyo autor es Dios, componen la Biblia.

Aunque estos libros están reunidos por la mayoría de las editoriales en un solo volumen, la Biblia no es un solo libro sino que es un conjunto de ellos, una colección, una biblioteca de obras inspiradas.

Los 46 libros escritos bajo la ley antigua son conocidos con el nombre de Antiguo testamento, y los 27 compuestos después de la llegada de Jesucristo constituyen el Nuevo testamento.

Redactados por escritores muy distintos, presentan una gran diversidad por su contenido, su estilo y composición, donde unos son fáciles de interpretar, y otros, a menos que vayan acompañados de notas explicativas, rehuyen la comprensión del gran público.

La Biblia no es obra de una época ya que algunos de sus libros se escribieron en tiempos de Moisés (siglo XIII a. C.) y otros, los últimos, a fines del siglo primero de nuestra era.

Entre ellos encontramos también distintas clasificaciones, a saber: históricos como el Génesis y el libro de los Reyes, recopilación de leyes como el Levítico, poemas religiosos o cantos litúrgicos como los Salmos, relatos en forma de novela como Tobías, pensamientos como los Proverbios, canto de amor como el Cantar de los cantares, sermones y visiones de los profetas como Isaías, Jeremías, Ezequiel etc., encíclicas como las de Pedro, Pablo, etc., crónica de los primeros años de la Iglesia como los Hechos de los apóstoles, etc. etc.

La Biblia es el tesoro variado e inalterable de dónde la Iglesia, en todas las épocas de la liturgia, extrae el contenido de sus libros, es decir el misal, el breviario y el ritual. La misa está salpicada de citas extraídas de la Biblia y sus textos son los elementos de la mayoría de las oraciones.

Si bien en el transcurso del tiempo algunos ritos y oraciones han sufrido cambios pues la liturgia es algo vivo, en medio de esta evolución la Iglesia no ha podido apartarse de la palabra de Dios ni deformarla, pues no tiene más que una fuente, la Biblia, tesoro sagrado del que es depositaria, donde su regla de oro es no apartarse jamás de ella.

Debemos recordar también que afirmar que el autor de la Biblia es Dios, no significa que los evangelistas, profetas, y salmistas no hayan escrito sus libros y les hayan comunicado su personalidad, estilo y temperamento. Pero ellos los han escrito por inspiración de Dios y no han sido más que los intermediarios, los instrumentos de la transcripción del pensamiento y la palabra de Dios.

Del Génesis a los Evangelios, la Biblia se ocupa de Cristo. No tendría razón el que afirmarse que el antiguo testamento no es una obra cristiana, pues muchas de sus páginas se refieren, con la emoción de la espera, a la llegada de Cristo.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba