0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
lunes, 21 de mayo de 2012

Credo explicado: Creo en el Espiritu Santo; Pentecostes, Paraclito

lunes, mayo 21, 2012

El Credo en su octavo artículo dice: "Creo en el Espíritu Santo".

El Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Santísima Trinidad, y es Dios verdadero del mismo modo que lo es el Padre y el Hijo. La primera vez que se lo vio en forma visible fue en el bautismo de Jesús. (San Lucas 3).

Jesús llama al Espíritu Santo con el nombre de Paráclito que significa abogado, consolador, defensor. También en San Juan 14 vemos que lo llama Espíritu de verdad que estará siempre con vosotros

Al Espíritu Santo lo encontramos en todas partes pero especialmente en la Iglesia y en el alma de las personas que están en amistad con Dios, pues toda persona que lo ama y vive sin pecado mortal lo lleva consigo siempre.

Pentecostés es el día en el que Dios envía al Espíritu Santo a la Iglesia para guiarla hasta el fin del mundo, haciéndola infalible con su asistencia, defendiéndola, haciéndola fuerte, y llenándola de santidad, descendiendo sobre los Apóstoles en forma de lenguas de fuego (Hechos 2).

Nosotros recibimos por primera vez al Espíritu Santo en el bautismo, en el sacramento de la Confirmación de un modo especial y cada vez que recibimos un sacramento.

Es muy importante que el Espíritu Santo esté presente en nosotros, ya que de este modo nos fortalece, nos ayuda a vivir siempre en gracia de Dios, nos da consuelo, nos ilumina, y nos brinda como regalo doce frutos y siete dones.

La misión de Jesús va siempre conjunta y en forma inseparable con el Espíritu Santo, por lo tanto desde el principio de los tiempos y hasta el fin, cuando Dios envía a su Hijo, siempre envía en forma conjunta a su Espíritu.

El Espíritu Santo es el que prepara a María para que Cristo llegue al mundo, y además mediante su acción en ella es que el Padre da para nuestra salvación a su único Hijo, el Emmanuel prometido.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba