0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
domingo, 23 de diciembre de 2012

Adoracion a Dios en la Iglesia catolica

domingo, diciembre 23, 2012

Adorar a Dios es el culto supremo que solamente le corresponde y está debido a Él. Es Amar al extremo a Dios

Cuando oramos le estamos rindiendo un homenaje a Dios, es el primer aspecto de toda alma cristiana y se manifiesta en la oración, pues nosotros sabemos que dependemos totalmente de nuestro Creador.

La adoración es una manifestación que se reserva sólo para Dios, y no existe ninguna otra criatura, ni siquiera la Virgen María que tenga derecho a este homenaje.

La adoración es un estado espiritual contemplativo en el que el espíritu del hombre se sobrecoge maravillado y ante esta admiración establece una comunión íntima con Dios.

El hombre cuando alaba a Dios y le da las gracias por todo lo que ha hecho por él lo está adorando con los labios. Y cuando obedece su voluntad lo está adorando tanto con el cuerpo como con la mente, es decir con todo su ser.

Los judíos obedecían la ley de adorar sólo a a Yahveh y sabían que no debían adorar a ningún ser que haya sido creado, por más bueno que sea, ni siquiera a los ángeles.

El católico debe encontrar siempre un momento para poder adorar a Dios, pues cualquier lugar es bueno para brindarle unos minutos de nuestro pensamiento, de nuestro amor y de nuestro corazón. Adorar a Dios permite estar en comunión con el Espíritu Santo

El acto principal de adoración es el Sacrificio de la Misa. La adoración perpetua de Jesucristo en la Eucaristía está fundada en la fe de que Él está allí, es la presencia real de nuestro Señor.

Orar es adorar a Dios, y se puede hacerlo de las maneras más diversas: rezando, realizando expresiones de alabanza, cantando, etcétera. También se adora con los objetos litúrgicos como las velas encendidas o el incienso

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba