0

ÚLTIMOS ARTÍCULOS
Cargando...
miércoles, 26 de diciembre de 2012

Adulterio, anulacion del matrimonio catolico

miércoles, diciembre 26, 2012

El adulterio en el catolicismo es una traición a la fidelidad jurada en el matrimonio, y por lo tanto representa una de las faltas más graves que pueden cometerse.

El esposo infiel infringe el sexto y el séptimo mandamiento y desobedece la ley de amor del Evangelio. El adulterio existe solamente en parejas casadas.

En los primeros tiempos de la Iglesia a los esposos públicamente infieles se los excomulgaba como medida de orden encaminada a presentar ante la sociedad pagana el testimonio de una comunidad irreprochable.

En las sociedades antiguas se culpaba de infidelidad a la mujer y podía ser castigada con la muerte, por eso Jesucristo eleva el pacto conyugal a la dignidad de Sacramento confiriéndole a la mujer y al hombre los mismos deberes y derechos.

En el Evangelio encontramos que Jesús perdona a una mujer adúltera, pero esta absolución no significa una tolerancia ni una justificación pues Cristo absuelve a la infiel pero exhortándola a no pecar más.

El adulterio constituye en todas las legislaciones un delito contra la sociedad y contra la familia, pero solamente el cristianismo lo ha situado y perseguido con equidad.

La autoridad eclesiástica ha reconocido siempre la posibilidad de interrumpir la vida en común y la separación de cuerpos ante la infidelidad, pero separación no significa ruptura ya que los esposos separados permanecen legítimamente unidos y no les es lícito contraer otra unión.

Pero hay ciertos casos muy puntuales en los que puede llegar a haber una anulación del matrimonio, como cuando el adulterio llega a puntos extremos de engañar al otro constantemente desde los primeros días de consumado el mismo, o si la infidelidad termina siendo un modo de vida normal para una de las partes. En casos así es bueno plantear el problema al párroco de confianza como para que analice la situación, ya que, repito, en caso muy puntuales se puede considerar que el matrimonio desde cero no fue respetado como Sacramento por una de las partes, y por lo tanto Dios no estuvo presente en esa unión.

0 Feed Rss de Religión Católica Romana



 
Ir Arriba